Ponencia del Pastor Milton Picón en Representación de Morality in Media

en Vistas Públicas del martes 9 de abril 2013

Buenos días, al Honorable Senador Miguel Pereira, Presidente de la Comisión de lo Jurídico, Seguridad y Veteranos, y Senadores todos. Nuestros nombres son los Pastores Ricky Rosado y Milton Picón Díaz y comparecemos a nombre y como conductor del programa de TV “El Tribunal Cristiano” y Fundador y Presidente de la organización cívico-religiosa “Morality in Media de Puerto Rico”, respectivamente. Somos además ministros ordenados del Concilio Fuente de Agua Viva y el Ministerio Cristiano de las Catacumbas. Comparecemos a deponer en relación al Proyecto del Senado 238 que propone establecer como política pública del Gobierno de Puerto Rico el prohibir el discrimen por orientación sexual e identidad de género en cualquier gestión gubernamental, pública o privada, enmendando una serie de leyes, como la “Carta de Derechos del Jóven”, la “Ley de Relaciones del Trabajo para el Servicio Público de Puerto Rico”, la “Ley para la Administración de los Recursos Humanos en el Servicio Público del Estado Libre Asociado”, la “Ley de Municipios Autónomos”, la “Carta de Derechos del Veterano Puertorriqueño del Siglo 21” y para ordenar a todas las agencias, instrumentalidades, departamentos, corporaciones públicas, municipios, la Rama Legislativa y la Rama Judicial, a atemperar sus reglamentos de personal para exponer claramente esta política pública; y para otros fines relacionados.

Agradecemos la oportunidad que nos brinda esta Honorable Comisión para expresar nuestros puntos de vista a esta medida.

Como ya le habíamos expresado, al Señor Senador Ramón Luis Nieves Pérez, autor del proyecto en un par de reuniones privadas, tenemos reservas con el contenido, por lo que entendemos podría significar para nuestras libertades de expresión religiosa. No dudamos de su buena fe de querer legislar en contra de la discriminación.

Este Proyecto del Senado 238 es una versión casi similar a otro radicado por pasadas administraciónes ( P. del S. 1585, cuando presidía el Senado Kenneth McClintock y el P. de la C. 1725 radicado durante la pasada administración ) que no finalizó el trámite legislativo siendo aprobado tan solo por una de las dos cámaras legislativas. Tenemos que notar, además que este proyecto recoge en su texto muchos de los intentos fallidos de legislar en esa área, que datan del 1995.

En relación al añadir el término “orientación sexual” a las leyes antes mencionadas, esta es nuestra posición: incluir el comportamiento u orientación sexual, a una lista de clases que ya incluyen minorías raciales, religiosas y de otra naturaleza es preocupante. De hacerlo así, ustedes como legisladores estarían expandiendo el alcance de dichas leyes, más allá de sus límites iniciales –que eran proteger unas condiciones naturales e incambiables, como lo es la raza- para llegar a incluir en el futuro una galaxia completa de otros comportamientos sexuales.

Estas leyes que tienen la intención de proteger los derechos civiles de la población siempre requieren un balance sensitivo de los intereses sociales. Reconocemos que le brindan alivio sustancial a aquellos que han sido víctimas del prejuicio, pero sin limitar el derecho de nadie a tomar decisiones basadas en criterios razonables. Originalmente todas estas leyes que pretendían proteger derechos civiles, prohibían las decisiones arbitrarias e irrazonables que le causaban daño a los inocentes y a la vez preservaban intacto el proceso de la toma de decisiones basadas en la razón y en el sentido común. De hecho, el balance que representan estas leyes es reflejado en las pocas y muy bien seleccionadas clases que reciben esta protección.

Históricamente, existen varias características comunes que tipifican estas clases protegidas, a saber:

1 Un patrón de discriminación claramente demostrado

La discriminación que se alega tiene que ir más allá de una colección de situaciones aisladas. Tiene que haber un patrón claro. Esto es así, ya que la mayoría de las personas han recibido algún grado de discriminación en algún momento dado de su vida. Una persona que está solicitando empleo puede perder la oportunidad de perder el mismo porque la persona que lo está entrevistando no encontró seria su corbata, o no le gustó el estilo del peinado o la forma en que estrechó la mano. Cada persona en esta vida tiene una anécdota de haber recibido o sufrido alguna injusticia. Yo personalmente me crié en un residencial público del área metropolitana y tenía que soportar cuando nos acercábamos a una urbanización, escuchar comentarios como: “Ten cuidado, esos son del caserio”. No obstante, el poder coercivo del estado solo interviene, cuando hay una práctica continua de discriminación.

Otra de las situaciones tomadas en consideración al estudiar legislación para protegerle derechos a una minoría es, que:

2. Se le otorga protección a las personas que pueden probar unos daños sustanciales

Vivir con seres humanos en un mundo imperfecto requiere tolerancia mutua. La sociedad no desea animar a las personas a correr hacia los tribunales a quejarse a cada rato, para proteger su frágil ego de cada palabra y a buscar compensación por cualquier insulto. Las leyes ofrecen protección, cuando existen daños sustanciales, como lo han podido probar personas afro-americanas, los latinos y su piel, su lugar de origen, o su religión no han recibido el mismo trato que otras personas, en términos de oportunidades educativas y/o económicas.

3. Se le otorga protección a las personas con condiciones o estatus incambiables

Desde que el sabio Salomón observó en el libro de Ecclesiastés que “el etiópe no podía cambiar su color, ni el leopardo sus manchas”, nadie se ha cuestionado el hecho de que desde el mismo momento de nacimiento, cada persona tiene características que no se pueden cambiar. La raza, el color de nuestra piel y el lugar de donde procedemos nunca cambia. Hay personas que pueden o quieren creer que ciertas orientaciones sexuales son incambiables o que se nace con ellas, pero la realidad es que dicha opinión no es sustentable con la ciencia, sino con titulares y propaganda de medios masivos de comunicación.

4. No tienen el elemento de defecto moral

Las leyes sobre derechos humanos, desde su inicio nunca fueron intencionadas para proteger conductas sexuales. Eso es un desarrollo reciente. Las clases que se protegen son moralmente neutrales. Ni hay falta, ni defecto moral en ser afro-americano, antillano, rojo, blanco, indígena, inmigrante, hombre o mujer. La inocencia moral de una víctima de discriminación hacen que las leyes anti-discrimen sean apremiantes y obligatorias. Pero eso no ocurre con todo el mundo. El mentiroso empedernido va a sufrir de un estigma social en la medida en que sus propensiones sean conocidas. La gente decente y buena a veces se disasocian de un fulano flagrantemente infiel, así como clientes dejan de comprar en una tienda cuando conocen que su dueño es un narcotraficante. Si hay gente que prefiere el no asociarse con un mujeriego compulsivo, que es casado, y que solo habla de conquistas sexuales, no es maravilla que tampoco quieran asociarse con heterosexuales u homosexuales que solo hablen de su promiscuidad, o como le llaman ahora en el nuevo lenguaje políticamente correcto, de su “activa sexualidad”. Parte de la sabiduría de las leyes que protegen derechos humanos es que se enfocan sólo en grupos en los cuales todos coinciden acerca de su neutralidad moral.

Otra característica de las leyes que otorgan protección a grupos es que:

5. Estas leyes se basan en criterios que no sean irracionales o arbitrarios.

Esta limitación que tiene las leyes anti-discrimen arroja luz sobre lo que es su fortaleza y razón de ser. No limitan la libertad de tomar decisiones racionales. Simplemente le cancelan la licencia al prejuicio y al darse gusto satisfaciendo esos prejuicios y caprichos irracionales a costa de otros. Supongamos por ejemplo, que una persona se le da la encomienda de entrevistar a un candidato para que trabaje en una institución de cuidado diurno de infantes. ¿Quién sería el mejor candidato para el puesto? ¿Una persona cuya piel este pigmentada del color negro, amarillo, rojo o blanco? ¿Sería preferible escoger a un católico por encima de un evangélico, o entre evangélicos preferir a un baustista sobre un presbiteriano o pentecostal? ¿Quién cambia mejor un pañal, un puertorriqueño o un dominicano? Si una tuviera que contestar algunas de estas preguntas absurda, la única respuesta razonable sería: “Todo depende”.
Todo depende, ¿de qué? Obviamente del carácter de la persona. Su estatus, su raza, o su religión no puede ser de interés racional en el proceso de toma de decisiones. Pero el considerar las galaxias de comportamientos sexuales de ese candidato no puede ser considerado como algo irracional o arbitrario. Si el operador de ese centro de cuidado diurno conoce al aplicante, y sabe que representa un riesgo de salud significativo para esos infantes, o considera que la promiscuidad sexual del aplicante no representa un buen modelaje para los niños, ¿sería socialmente aceptable y responsable el hacer ilegal que este tipo de factores no se puedan tomar en consideración? Sería increíble que se aprueben leyes que coaccionen a las personas a ignorar lo que su sentido común o sus convicciones religiosas les dicen que es relevante.

En relación al incluir el término “identidad de género”, nuestra posición es la siguiente:
Por último, nuestra más grande preocupación. Si a los activistas sexuales se le conceden todos los reclamos que piden y se llegan a convertir las orientaciones sexuales en elementos protegidos por la ley, a muchos otros grupos se les despojara eventualmente de unas libertades que han disfrutado al día de hoy. Esta declaración no es una especulación, es un juicio basado en hechos ya ocurridos. El derecho a la libertad de expresión y el libre ejercicio de la religión serán menoscabados sustancialmente.

Cuando estas conductas sean protegidas por la ley, cualquier expresión negativa acerca de la homosexualidad, que se puedan interpretar como prejuicios van a resultar en daños a las personas que no estén de acuerdo con estos estilos de vida.

En el 1997 Jo Ann Knight fue despedida por el Departamento de Salud de Connecticut después de haberle dado una consejería a una pareja homosexual que se le acercó para pedirle consejo. Como cristiana les habló de salvación y les dijo que necesitaban arrepentimiento. La pareja homosexual radicó una querella ante la Comisión de Derechos Humanos. Un tribunal de distrito confirmo el despido indicando que el discurso religioso de Knight le causó angustia a los querellantes.

En el 2000 Evelyn Bodett fue despedida de CoxCom Cable por expresar sus puntos de vista bíblicos acerca de la homosexualidad a una subordinada lesbiana. Esta última reclamó que se había sentido “coaccionada y hostigada” y que eso era contrario a lo estipulado por la compañía, en términos del no discrimen por orientación sexual. La lesbiana querellante, Kelley Carson, había solicitado el consejo de Bodett, sabiendo que era cristiana, ante un rompimiento con su pareja. Bodett le expresó que como cristiana consideraba la homosexualidad un pecado. Carson elevó su queja a una supervisora. El 9no Circuito de Apelaciones rechazó una apelación de Bodett basada en discrimen por asuntos religiosos.

En el 2001 Richard Peterson fue despedido por Hewlett-Packcard después de postear unos versos bíblicos de la Biblia sobre el tema de la homosexualidad. Peterson trabajo para HP por 21 años y colocó los versos en respuesta a la nueva política de diversidad de la compañía que requería la aceptación de dicha conducta. El 9no Circuito de Apelaciones falló en el 2004 que Peterson no fue discriminado por sus creencias religiosas.

En el 2002 Rolf Szabo fue despedido por Eastman Kodak por objetar el programa de diversidad de la compañía. El programa llamado “Una Cultura Ganadora e Inclusiva” no permitía “comentarios negativos algunos”, sobre empleados homosexuales, lesbianas, bisexuales o trangéneros. Después que la compañía envio un memo a través del correo electrónico en Octubre del 2002 anunciando que se celebraba el día del “Coming Out” ( Salir del Closet ) y se requería de todos los empleados la total aceptación y celebración del asunto, Rolf pidió a través del correo electrónico que no le enviaran ese tipo de mensaje porque lo encontraba ofensivo. Se le dijo que por su acción tenía que pedir disculpas y someterse a un entrenamiento de sensitividad. Cuando fue despedido llevaba 23 años trabajando para la empresa.

En el 2002 activistas homosexuales trataron de que la Asamblea Municipal de la ciudad de Ferndale en Michigan despidiera al capellán policíaco voluntario, el Pastor Tom Hansen por el solo hecho de decir que la homosexualidad era pecado. La organización homosexual religiosa “Soulforce” reclamó que el pastor bautista estaba cometiendo violencia espiritual contra los homosexuales por simplemente llamar a la conducta pecaminosa. Una Asamblea Municipal dividida optó por no despedir al pastor, pero si emitieron una resolución de condena por sus puntos de vista anti-homosexuales.

En el 2002 in Saskatchewan, Canada, el periódico local de Saskatoon, el Star Phoenix y Hugh Owens fueron ordenados a pagar la cantidad de $1,500 dólares a cada uno de tres querellantes homosexuales por publicar un anuncio en dicho periódico en el 1997 en donde se citaban varios versos de la Biblia que condenan la homosexualidad ( Levítico 18:22, Levítico 20:13 y 1era de Corintios 6:9-10 ). En el anuncio aparecía un foto o silueta de dos varones, enmarcados en el símbolo redondo de “dile no” y al lado los versos de la Biblia. Owens compró el espacio en el periódico y este simplemente lo publicó. El veredicto de culpabilidad de la Comisión de Derechos Humanos fue apelado y en febrero del 2003 la Corte del Estrado de la Reina, se rehusó a desistimar el fallo, con uno de los jueces afirmando que el anuncio constituía en una incitación al odio. Posteriormente en el 2006 el fallo fue desestimado por el Tribunal de Apelaciones de Saskatchewan.

En el 2003 la ciudad de Oakland, California, etiquetó un “flier” colocado en el “bulletin board” de un trabajo como uno “homofóbico” por utilizar los términos “familia y matrimonio natural”. El “flier” que fue colocado por Regina Redeford y Robin Christy, fue removido luego de que una lesbiana se querellara a la oficina del fiscal de la ciudad, que el mismo la hacía sentir “excluída”. Cuando Redeford y Christy demandaron la ciudad, invocando que sus derechos bajo la Primera Enmienda habían sido violados, perdieron el caso a nivel local, estatal y federal, con el 9no Circuito de Apelaciones fallando en contra de ellas. Fue apelado al Tribunal Supremo de los Estados Unidos.

En junio del 2004 el Pastor Pentecostal en Suecia Ake Green fue el primer pastor en la Unión Europea en ser acusados por crímenes de odio. Fue convicto por predicar un sermón desde el altar de su iglesia sobre Génesis 19, la historia de Lot y Sodoma y Gomorra. Denunció la homosexualidad como algo “enfermo”, un “cáncer en el cuerpo de la sociedad”. Fue sentenciado a un mes de prisión. Finalmente el Tribunal Supremo de Suecia, a instancias de sus colegas europeos le desestimó la sentencia, no sin antes advertirle de que no ocurriría lo mismo si reincidía en la misma prédica.

En octubre del 2004 once cristianos de la organización “Repent America” que estaban realizando una actividad de protesta pacífica durante la manifestación homosexual, llamada “Outfest” en Philadelphia, Pennsylvania fueron arrestados y les fueron sometidos un catálogo de cargos. En febrero del 2005 cuatro miembros tuvieron que enfrentar juicio por tres cargos graves y cinco menos graves. Un juez los absolvió de todos los cargos. La Juez Pamela Dembe del Commons Pleas Court, señaló: “No podemos reprimir la expresión por la sencilla razón de que no nos guste lo que escuchamos, o porque no lo queremos escuchar en un momento determinado”. Los homosexuales clamaban de que le pidieron a la Policía de que los removiera de cierto lugar, a los que previamente habián sido asignados y luego se querellaron al no conseguir sus propósitos. La Juez encontró que ninguno de los cuatro miembros arrestados sometidos a juicio habían incurrido en ningún acto ilegal.

En el 2005 en Alberta, Fred Henry, el Obispo católico de Calgary, Alberta, fue sometido a dos querelllas ante la Comisión de Derechos Humanos, después de haber publicado una carta pastoral en donde defendía la definición tradicional del matrimonio. En el 2008, Henry le comenta a la publicación Zenit: “El clima social al que nos enfretamos en este momento es uno en donde vemos una nueva forma de censura y control de los pensamientos, las comisiones gubernamentales están siendo usadas como policías de lo que pensamos”.

En enero del 2006 el asambleísta municipal católico John Decicco en Kamloops, de la Columbia británica de Canada, fue multado en $1,000 y le fue requerida una excusa pública por decir las palabras que “la homosexualidad no es normal, ni natural”. Lo dijo durante una reunión de la asamblea citando la posición oficial de sus iglesia. El dinero de la multa fue a parar a las manos de dos homosexuales que no les gustaron esas palabras y lo denunciaron. Fue obligado a emitir una comunicación diciendo que sus expresiones habían sido “desafortunadas e hirientes a varias personas”. Decicco le dijo a la prensa de que no teía ningún problema con las personas homosexuales, pero que tampoco tenía que endosar sus orientaciones.

En febrero del 2007, se sometieron querellas en el Canada teniendo como objetivo la publicación “Catholic Insight” y contra el sacerdote Alphonse de Valk, un conocido activista pro-vida por citar la Biblia y los documentos oficiales de la iglesia refutando el matrimonio homosexual. La querella fue sometida por el activista homosexual Rob Wells, un conocido miembro del “Gay, Lesbian and Transgender Pride Center de Edmonton. Acusó a la revista católica de promover el odio extremo y el menosprecio hacia los homosexuales.

En junio del 2008, Stephen Boisson, un pastor evangélico de jóvenes fue ordenado a no expresar ninguna oposición a la homosexualidad en ningún foro público y ordenado a pagar $7,000 por daños y sufrimientos a un activista homosexual que le radicó una querella. El problema comenzó en el 2002 cuando Boisson escribió una carta del lector al editor del periódico “Red Deer Advocate” donde denunció el avance del activismo homosexual en las escuelas. La carta titulada: Una Agenda Perversa, tenía una línea en la que decía: “Niños de edad tan joven como cinco o seis años están siendo sometidos a una literatura y guianza pro homosexual en las escuelas públicas que pueden resultar en daños sicológicos y fisiológicos”, Un maestro homosexual de nombre Darren Lund se ofendió y radicó la querella en la Comisión de Derechos Humanos.

En mayo del 2008, Crystal Dixon fue despedida de su posición como vicepresidenta de recursos humanos de la Universidad de Toledo luego de escribir un editorial en el “Toledo Free Press” expresando sus puntos de vista sobre la homosexualidad. En el editorial mostró su molestia con que se comparara la lucha civil de los negros americanos a la de los homosexuales. Escribio: “Como mujer negra, tomo como ofensa la noción de que aquellos que escogen la homosexualidad como estilo de vida sean ahora “victimas de derechos civiles”. ¿Por qué? Porque yo no me puedo levantar mañana no siendo negra. Soy genética y biológicamente una mujer negro y orgullosa de cómo me hizo mi creador”. Dixon fue despedida por el Presidente de la Universidad, quien condenó dichos comentarios.

En agosto del 2009, Peter Vadala fue despedido por la corporación Brookstone por decirle a una colega lesbiana en el trabajo que por sus convicciones religiosas no podía aceptar el matrimonio homosexual. Dos días después la empleada se puso en contacto con el Departamento de Recursos Humanos y Vadala fue despedido de su empleo. La compañía le indicó a Vadala que en Massachusetts el matrimonio homosexual es legal y que sus palabras y acciones eran totalmente inapropiadas y se convertían en un hostigamiento laboral.

En abril de 2010 Ken Howell fue despedido como Profesor Adjunto de la Universidad de Illinois por decir en su clase de Catolicismo lo que la iglesia enseñaba en torno a la homosexualidad. Howell enseñó en la universidad por 9 años, la querella fue hecha anónimamente por un amigo de un estudiante que asistía a su clase. La querella imputaba “discurso de odio”.

Hay medios masivos de comunicación que censuran o atacan cualquier comentario que sea negativo a la homosexualidad. En marzo del 2012 se vió el ataque a que fue sometido el actor Kirk Cameron durante una entrevista en el programa de “Piers Morgan Tonight”. Unas declaraciones del actor provocaron un ataque visceral. ¿Qué dijo? A preguntas sobre el tema del matrimonio homosexual, declaró lo siguiente: “Creo que el matrimonio fue definido por Dios hace ya mucho tiempo. Fue definido en el Jardín del Edén entre Adam y Eva, un hombre y una mujer, para toda la vida, hasta que la muerte los separe. Yo nunca intentaría redefinir el matrimonio y creo que nadie debería de hacerlo. ¿Qué si apoyo la idea del matrimonio gay? no, no la apoyo. Añadió que la homosexualidad no era natural, que era detrimental y destructiva en relación a los fundamentos de unos sociedad. La organización GLAAD ( Gay & Lesbian Alliance Against Defamation ) reclamó que dichas declaraciones abonan a un clima de hostilidad y no tiene espacio ni lugar en la america moderna. La actriz y comediante Roseanne Barr que Cameron era un cómplice de asesinato con este discurso de odio. Los comentarios en las redes sociales contra este joven actor de malas palabras, insultos, difamaciones y amenazas, realmente no cuentan, eso se cuenta como libre expresión. Irónico.

Otra controversia del 2012 se dio luego de que el presidente y fundador de “Chick-fil-A” recibió amenazas hasta de alcaldes de conocidas ciudades de la nación americana, por el único delito de afirmar su creencia en el matrimonio entre un hombre y una mujer. Cuando le cuestionaron sus declaraciones afirmó: “Bueno, soy culpable de lo que dije: Apoyamos a la familia –la definición bíblica de la unidad familiar. Somos un negocio de familia, dirigido y operado por una familia y estamos casados con nuestras primeras y únicas esposas”. Luego añadió en otra entrevista lo siguiente: “Como sociedad estamos invitando el justo juicio de Dios cuando levantamos el puño en alto y le decimos a Dios que nosotros sabemos más que él en relación a lo que es un matrimonio. Oro a Dios para que tenga misericordia de esta generación que asume una actitud orgullosa y arrogante y que tiene la audacia de tratar de redefinir de lo que es matrimonio”.

En el 2012, Jane Pitt, madre de la super estrella de Hollywood Brad Pitt, recibió una inundación de epítetos, vulgaridades y hasta amenazas de muerte por expresar su opinión diciendo que se oponía al aborto y al matrimonio homosexual. El ataque fue tan virulento que les resultó efectivo a los activistas. Esta señora no volvió a emitir comentarios sobre los temas. Ni siquiera su hijo salió a defenderla. Solo la defendió su otro hijo, Doug y el actor Jon Voight, padre de la compañera de Pitt, Angelina Jolie.

En enero de este año el Pastor Lou Giglio fue forzado a retirarse de hacer la oración en las ceremonias de inauguración del Presidente Obama. ¿Su delito? En el 1990, predicó un sermón titulado: “Nuestra Respuesta a la Homosexualidad”. En el mismo dijo que la homosexualidad no era un estilo de vida alterno, ni una preferencia sexual, mucho menos algo gay. La homosexualidad es pecado. Es pecado ante los ojos de Dios y eso está en la Biblia.
Cuando estas orientaciones sean conductas protegidas por ley, los cristianos que trabajan en el campo de la consejería, se verán seriamente afectados de dar unos servicios.
En julio de 2008 Marcia Walden fue despedida de su empleo como consejera de Computer Sciences Corporation porque le refirió a un paciente homosexual que le pidió consejería relacionada a una relación consensual con un miembro de su mismo sexo, a otro de sus colegas en el trabajo para que este otro consejero lo atendiera.

En el 2010, Jennifer Keaton fue por la Universidad del Estado de Augusta en Georgia que tenía que cambiar sus creencias religiosas o iba a ser expulsada del programa graduado de consejería de la institución. En clases Keaton había hablado abiertamente de sus convicciones en relación a temas como la homosexualidad, género y sexualidad en donde había expresado que la gente era responsable de sus actuaciones, que creía en el género y sexo como algo definido por el nacimiento y no por construcciones sociales. La expulsaron del programa y demandó en julio 21, del 2010. En junio del 2012 un Juez del Tribunal de Distrito de Georgia falló en contra de ella.

En el 2010, un Juez federal decidió que la Eastern Michigan University estaba en su derecho de despedir a un estudiante de un programa graduado, Julea Ward, por su acción de referir a un paciente homosexual a otro compañero consejera y no atenderlo ella misma. Su acción fue considerada totalmente insuficiente. Le dieron tres opciones: 1) Ir a un programa remediativo; 2) retirarse de su posición voluntariamente y 3) enfrentar a un panel de la universidad. Cuando se enfrentó al panel se enteró de que había violado los códigos de ética de la institución y programa de consejería.

Cuando estas conductas sean protegidas por la ley, no podremos operar ministerios que ayuden a las personas a salir de la homosexualidad

Estados como California, en donde se prohíbe el discrimen por “orientación sexual”, ya han ilegalizado los servicios de consejería a homosexuales, en donde se practica la llamada “terapia reparativa”, dirigida a personas que desean salir de su conducta sexual

Regina Griggs, directora ejecutiva de “Parents and Friends of ExGays” ha dicho que anualmente miles de personas con atracciones del mismo sexo en los Estados Unidos toman la decisión de recibir consejería. Es una decisión de ellos, pero una que algunos activistas en los Estados Unidos y en Puerto Rico no respetan. Consecuentemente, este tipo de población está sometido a uno de los ambientes más hostiles y discriminatorios en el mundo. Se les trata como si no existieran.
Cuando estas conductas sean protegidas por ley, hasta los términos padre y madre y esposa y esposo van a ser revisados

En las licencias matrimoniales en California, se reemplazaron ya las palabras “esposo” y “esposa”, por “Parte A y Parte B”.

En Escocia, algunos maestros han prohibido las tarjetas que se repartían el “Día de los Padres” para no ofender a estudiantes que viven con madres solteras o lesbianas.

El pasado año el Servicio Nacional de Salud de Escocia aprobó una política especial para los trabajadores del hospital titulada “Fair for All”. De hecho, esta política no es justa para todos porque destruye el derecho a la libertad de expresión y prohíbe el uso de términos históricos y bíblicos. “Madre”, “Padre”, “esposo y esposa” se han catalogado como lenguaje homofóbico.

Cuando estas conductas sean protegidas por ley, ningún negocio cristiano podrá rehusarle servicios a personas por asuntos de conciencia

En el 2001 en Toronto, Ontario el dueño cristiano de una imprenta fue multado en $5,000 dólares por rehusarse a imprimir una publicación para un grupo activista.

En el 2005, los Caballeros de Colón de la Columbia británica fue ordenado a pagarle $2,000 dólares a dos lesbianas, por rehusarse el alquilar sus facilidades para una boda homosexual.

En el 2007, después que una organización metodista de New Jersey rehusó rentarle las facilidades de la iglesia a una pareja de lesbianas para celebrar su ceremonia de bodas fue llevada a la División de Derechos Civiles. El estado le revocó el estatus de exención contributiva de la propiedad.

En abril del 2008 la Comisión de Derechos Humanos de Nuevo Méjico multó a un estudio fotográfico cristiano en $6,600 dólares por rehusarse a fotografiar una ceremonia de compromiso de dos lesbianas. Los dueños del estudio hicieron los arreglos para que otros negocios que se dedican a lo mismo les diera el servicio. Pero no, esta pareja quería que fueran ellos. Esto muestra la cara autoritaria de activistas que quieren utilizar las leyes anti-discrimen como un arma contra negocios operados por cristianos.

El servicio de citas eHarmony, uno con fundamentos cristianos fue forzado a incluir a parejas del mismo sexo en su servicio cuando fue amenazado con multas sustanciales. El servicio tuvo que llegar a un acuerdo para incluir un “matching” para parejas homosexuales, darle a los primeros 10,000 registrantes homosexuales una subscripción de seis meses gratis al servicio, pagarle $5,000 a los querellantes y pagarle al estado $50,000 por los costos del litigio. Esto no incluyó los cientos de miles de dólares que tuvo que invertir el negocio para litigar durante tres años.

Cuando estas conductas sean protegidas por ley será hasta difícil controlar la desnudez pública en eventos. En junio del 2008 activistas transgénero se despojaron de su ropa en una manifestación pública en Northampton, Massachusetts. Escogieron a Northampton porque esta localidad es una de tres que tienen ordenanzas que prohíben el discrimen contra transexuales. Una de las activistas del movimiento “Mass Resistance”, explicaba que con las ordenanzas anti-discrimen vigentes no había manera en que un policía pudiera arrestar a una mujer “topless”, porque su identidad de género en ese momento no era femenina, sino masculina.

Lo mismo ocurre en localidades como San Francisco, durante la celebración anual de la Feria de la calle Folson, donde no solo se ven desnudos públicos, sino también actos públicos en presencia de oficiales del orden público.

Cuando estas conductas sean protegidas por ley no se podrá negar el acceso a un baño público a personas de un sexo diferente al anunciado en dicho servicio sanitario

En Massachusetts en marzo 4 del 2008 se celebró una vista pública sobre los derechos de los transexuales y una ley de crimen de odio. Mientras se celebraba la misma se pudo observar una parada de hombres vestidos de mujer entrando al bano de las damas, al igual que unas mujeres vestidas como hombres entrando al baño de los varones.

Este año 2013 el Departamento de Educación de Massachusetts emitió una directiva estableciendo que las escuelas públicas del estado deben de permitir que muchachos y muchachas que se identifiquen con el sexo opuesto puedan utilizar los baños y los “lockers” que los hagan sentir más cómodos.

En febrero de este año el Consejo Municipal de la ciudad de Phoenix, Arizona aprobó la ley conocida como “Bathroom Bill”, que no solo le permitirá a hombres transgénero, sino también a cualquier otro varón que se sienta mujer, a que utilizen los mismos baños que utilizan damas y jovencitas.

Podría fácilmente estar una hora dando más ejemplos, pero para muestra con unos cuantos botones basta.

Por lo antes expuesto, no recomendamos la aprobación del P. de la S. 238

Respetuosamente sometido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s