Las cigueñas traen los niños ….

Alerta Cristiano (Friday, May 11, 2012)

Por: Dr. César A. Vázquez Muñiz, Pastor

Las declaraciones del Presidente Obama a favor del matrimonio homosexual son parte del intento por redefinir la sexualidad en nuestra cultura. A través de la historia, en casi todas las sociedades, se ha entendido que la expresión correcta de la sexualidad humana lo es la relación del hombre con la mujer. Esto lo creen la mayoría de los americanos y de los puertorriqueños. A espaldas de esta mayoría, hay quien pretende obligar a la sociedad a dar por buena la conducta homosexual.

Las declaraciones de Obama son parte de este intento de presentar la conducta homosexual como normal. Lo que se pretende es darle a las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo el mismo valor y la misma dignidad que a la relación entre el hombre y la mujer. A esto Obama llama “igualdad” y menciona el posible conflicto de sus hijas con sus amigos y sus “padres”. Este argumento surge de la superficialidad del pensamiento. Decir que un niño es el producto de la relación sexual entre dos hombres o dos mujeres es como decir que los niños los traen la cigüeñas. Todo niño tuvo papá y mamá. Lo otro es ignorar la realidad biológica humana para complacer los caprichos de algunos. Aún entre homosexuales esta verdad es reconocida.

Aquellas lesbianas que son madres lo son porque tuvieron relaciones con un hombre. En otras palabras, porque funcionaron como heterosexuales alguna vez. Si solo se hubiesen acostado con otra mujer, este próximo domingo no podrían celebrar el día de las madres. Aquellos homosexuales que son padres necesitaron del cuerpo de una mujer para poder serlo. La vida humana depende de la relación sexual entre el hombre y la mujer. La conducta homosexual no es igual a la conducta heterosexual. Esta es la controversia.

Aceptar el matrimonio homosexual es declarar que la conducta homosexual es una expresión correcta de la sexualidad humana. Es establecer que tiene el mismo valor que la relación heterosexual. La consecuencia inmediata es introducir en la educación estas ideas. Nuestros hijos van a ser educados para que vean como correcto el homosexualismo. Esto pone en peligro los niños. Lo próximo es declarar discrimen y crimen de odio cualquier expresión contraria al homosexualismo. Esto ha incluido en otros lugares perseguir y criminalizar la predicación bíblica sobre la sexualidad. Esto pone en peligro nuestra libertad de conciencia y de expresión.

Debemos tomar conciencia del momento que nos ha tocado vivir. Para proteger nuestros niños y nuestra libertad de expresión debemos luchar para proteger el matrimonio entre el hombre y la mujer. Aquellos que decían que no era necesario se equivocaron. Debemos exigir que se celebre un referéndum para elevar a rango constitucional el matrimonio entre un hombre y una mujer.

(Nota de Alerta CRISTIANO: Amigo(a), es bien importante que le transmitas este y otros escrito como este a todos tus amigos. Como sabes, la prensa no favorece la posición en defensa del MATRIMONIO. Los cristianos tenemos que convertirnos en prensa multiplicando estos escritos. Gracias y que Dios te bendiga)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s