El Alcance de la Cruz (Parte II)

Tomado del libro ” The End of Christianity”  (William Dembski, 2010)

¿Por qué fue necesaria la Cruz? Si había un abismo entre Dios y la humanidad, ¿por qué el sufrimiento de Cristo en la Cruz, fue la clave para eliminarlo? En un mundo caído, la única moneda del amor es el sufrimiento. De hecho, la única manera que tiene una persona de decir cuánto ama a otra, es por lo que está dispuesta a soportar y sufrir por ella. Sin el costo asociado al sufrimiento, el amor entre las criaturas caídas es barato y auto indulgente. El sufrimiento remueve la sospecha de que el bien que hacemos uno por el otro, es por motivos ulteriores.

Cuando Cristo fue a la Cruz y tomó en si mismo el pecado de todo el mundo, demostró el amor de Dios en forma completa. Solo una demostración así del amor de Dios nos capacita para amar a Dios con todo nuestro corazón. El alcance de nuestro amor por Dios depende de hasta donde Dios llegó en su amor por nosotros y esto a su vez dependió de la maldad que Dios estuvo dispuesto a absorber y sufrir por nosotros.

El amar a Dios como corresponde, también depende de que veamos la magnitud de nuestra ofensa y de que agradecidos recibamos el perdón que hizo posible el sufrimiento de Dios, en Cristo en la Cruz. El principio básico es “aquellos que piensan que se les ha perdonado mucho, aman mucho y los que piensan que se les ha perdonado poco, aman poco” (Lucas 7:47). Dios en Cristo, nos ha dado muchísimas razones para amarlo, de modo que nuestra falta de no responder al amor de Dios, es eso mismo, nuestra falta.

En un mundo caído, el sacrificio en si mismo no es suficiente para garantizar el amor. El problema es que criaturas caídas como nosotros conocen muy bien los beneficios posteriores de las recompensas. Esto es, sacrificamos un bien inmediato por un beneficio mayor en el futuro. De hecho, no hay nada malo, en principio, con el sacrificio y lo beneficios posteriores. Pero el sacrificio deja de ser un canal de amor cuando se convierte en un instrumento de intercambio, parte de un sistema de reciprocidad en el cual las personas a su tiempo son compensadas por los costos incurridos. Por esta razón fue que Jesús dijo ” Nadie tiene mayor amor que este, que ponga alguno su alma por sus amigos.” (Juan 15:13)  Al poner su vida en la Cruz, Jesús se ofreció a si mismo en un sacrificio de sufrimiento que no podía ser compensado (por supuesto, no por nosotros). En un mundo caído, solo el sacrificio de un sufrimiento que no puede ser compensado y que no solicita ser compensado, es un canal de amor verdadero.

Es vital formar una imagen correcta de la redención de Cristo y de nuestro rol en ella. Nosotros somos los rebeldes. Nosotros comenzamos el fuego. Dios, no solo quiere rescatarnos del fuego que comenzamos, sino que además, y más importante, quiere rescatarnos de nuestra disposición para comenzar fuegos, esto es, de nuestra vida de incendiarios. Pero para poder rescatarnos de nuestra vida de incendiarios, tenemos que conocer cuan destructivo es un incendiario.  Los fuegos siempre comienzan pequeños. Si Dios siempre apaga instantáneamente los fuegos que iniciamos, nunca apreciaremos el daño que producen los fuegos.

Iniciamos un fuego cuando desobedecimos. Dios permitió que el fuego se propagara. Él lo permitió con el propósito de que entendiéramos correctamente la condición humana y despertáramos del sueño. El propósito fue arreglar la relación rota entre Dios y la humanidad.

En el huerto de Getsemaní, Jesús la suplicó al Padre, que si era posible dejara que la copa pasara de él. Pero no había otra manera. Nuestro pecado demandaba el sacrificio último. Fue un precio que nuestro Señor pagó voluntariamente. Lo pagó en la Cruz. El lleva las marcas de la Cruz en su cuerpo hasta el día de hoy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s