El Padre Pródigo (Lucas 15)

“Mientras examines la parábola, no seas espectador ya que ella es una reflexión fiel de la vida en todo lugar y tiempo.” (ML King, 1956)

Luc 15:1-2 Se acercaban a Jesús todos los publicanos y pecadores para oírle, y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: Este a los pecadores recibe, y con ellos come.

  • Pródigo – Dos definiciones: (1) Persona que desprecia y desperdicia su vida y bienes; (2) Persona productiva que es muy dadivosa.
  • Lucas comienza estableciendo el contexto de las parábolas. Los supuestos representantes de Dios en la tierra habían creado dos clases básicas: los pecadores (y las personas no apreciados por la sociedad) y los religiosos aparentemente justos (fariseos y escribas). Luego Lucas los define en la parábola desde una visión espiritual como: (1) extraviados que reconocen su necesidad y buscan ayuda y (2) extraviados que se justifican a si mismos y creen que no tienen necesidad de ser rescatados.
  • Los pecadores se acercan a Jesús y no a los religiosos (fariseos y escribas) – posible que en su interior haya celos y envidia. De inmediato hablaban entre dientes de Jesús (mostrando queja y disgusto) puesto que se reunía y comía con ellos.
  • La esencia del ministerio de Jesús siempre fue buscar y sanar a las ovejas perdidas. Dios ama al pecador aunque aborrece el pecado.
  • Estos supuestos representantes de Dios en la tierra (fariseos y escribas), habían perdido por completo la perspectiva divina de que: Todos somos criaturas de Dios, Dios nos ama y no quiere que ninguno se pierda. Sin embargo, estos religiosos pensaban que la salvación era prácticamente para ellos y que acercarse a los pecadores era contaminarse. No se veían a si mismos, como pescadores de almas. [Similar a los ministerios que se encierran en cuatro paredes y no salen a la calle a buscar a las almas.]

Luc 15:3-7 Entonces él les refirió esta parábola, diciendo: ¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió,  hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozosos; y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido. Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.

  • Entonces él… Indicando que dentro de este contexto es que presenta las parábolas – la enseñanza va dirigida a corregir esta visión totalmente incorrecta de lo que es el evangelio y el rol del creyente.
  • 100 ovejas – ¿Qué hombre con 100 ovejas, si se le pierde una, no deja las 99 y va tras la perdida hasta que la encuentra? Ninguno de ellos (fariseos y escribas). Sin embargo, Dios Padre estuvo dispuesto a enviar a su único hijo para morir en rescate de la oveja perdida (humanidad).
  • El gozo que produce encontrarla es tan grande, que la carga sobre sus hombros hasta llevarla a la casa, para darle cuidado especial y luego celebra con sus amigos el reencuentro.
  • Perspectiva Divina – el cielo completo (los ángeles de Dios) se goza en gran manera cada vez que una vida pasa de muerte a vida.
  • Si rescatar a una oveja (material) es producto de gozo, ¿cuánto más el rescate de una vida? El gozo llega hasta el cielo y resuena hasta la eternidad.
  • Más gozo por la salvación de un alma que por 99 justos (contraste con ellos que se creen justos).

Luc 15:8-10 ¿O qué mujer que tiene diez dracmas, si pierde una dracma, no enciende la lámpara, y barre la casa, y busca con diligencia hasta encontrarla? Y cuando la encuentra,  reúne a sus amigas y vecinas, diciendo: Gozaos conmigo, porque he encontrado la dracma que había perdido. Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente.

  • 10 Dracmas – ¿Qué mujer (Jesús presenta a la mujer al mismo nivel – diligente; trato igual a la mujer) que tiene 10 y pierde una, no busca con diligencia hasta que la encuentra?
  • Énfasis – gozo de todo el cielo por la salvación de un alma.

PADRE AMANTE [PRÓDIGO]

Luc 15:11-32 También dijo: Un hombre tenía dos hijos; [En esta tercera parábola ahora habla de 2 hijos. De modo que las cantidades variaron de 100 a 10 a 2. Sin embargo, 2 hijos son más valiosos que 100 ovejas.]

Rebelión del Hijo Menor (Gentiles: publicanos y pecadores)

… y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes.

  • Costumbre – herencia se recibe cuando el padre ha muerto y al hijo mayor le corresponde el doble. Solicitarla antes era una falta de respecto al padre, desear su muerte antes del tiempo – esto indica que el joven tenía problemas con la autoridad de la casa. ¿Qué motiva al hijo más joven a solicitar su herencia? El joven ya no está de acuerdo con las reglas que su padre ha establecido ni dispuesto a continuar sometiéndose a ellas. El padre ha hecho claro que mientras esté en la casa tiene que vivir de acuerdo con esas reglas. Puesto que el padre no le permitirá vivir desordenadamente y continuar en la casa, decide solicitar su herencia. Quería ser independiente y depender de su propia prudencia.
  • Aunque sabe que no es correcto que el hijo solicite su herencia, el padre opta por repartir sus bienes y dar la herencia correspondiente a su hijo menor.
  • No hay duda de que el padre trató de convencerlo para que se quedara. Sin embargo, dado que no quiso hacerlo, respeto su decisión. En última instancia cada uno (hijo menor) es libre para seleccionar el camino que quiere seguir.

No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente.

  • Junta toda su herencia (posiblemente vendió y cambió a moneda) para irse lo más lejos posible y vivir de acuerdo con sus visión de lo que es importante en la vida. De hecho, el joven hace mucho tiempo que en su corazón se había apartado de su casa.
  • Este joven fue la víctima trágica de tres ilusiones. La primera que el placer es el fin de la vida. Se le conoce como hedonismo – proclama el placer como fin supremo de la vida.
  • La segunda ilusión que podía vivir una vida feliz fuera de la casa y de la voluntad de su padre.
  • La tercera ilusión que la libertad es libertinaje [Hacer lo que le venga en gana sin restricción alguna.]
  • Consecuencia – desperdició todos sus bienes y su tiempo.

Momento de Conflicto

Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle. Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos. Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba.

  • Cuando llegó al fondo del barril (gastando sin control para satisfacer sus fantasías), en el momento de necesidad, todos sus acompañantes hedonistas (¿amigos?) lo abandonaron, y solo le quedaban recuerdos. ¿Cuántas veces se ha repetido esta historia?
  • Además, sucedió lo inesperado, vino una gran hambre sobre aquella tierra. [Importante de “esperar lo inesperado” y prepararse para el momento de crisis. Reducir al mínimo el número de deudas y si posible, no deber nada a nadie.
  • Su situación era tan crítica que tuvo que acercarse a un ciudadano de aquella tierra (gentil) para pedirle trabajo. Una humillación para un judío – cuidar cerdos. La paga y las condiciones eran tan malas que no le daba para comer y deseaba alimentarse de lo que comían los cerdos.
  • Sin embargo, nadie le daba. Indicando que su vida era estimada de menor valor que la de los cerdos.
  • Llegó hasta el fondo del hoyo lleno de lodo. Se embarró hasta lo coronilla.
  • Que choque inmenso: El hijo de un hacendado, acostumbrado a tener abundancia, ahora se encuentra; sin dinero, hambriento, solo y humillado.
  • Estas son las consecuencias de las malas decisiones. No podemos olvidar que cada decisión que se toma en la vida tiene consecuencias. Esto es lo que nos ocurre cuando nos apartamos del Padre de las luces.

Hijo Menor: Sus ojos son abiertos

Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre!

  • ¿Propósito del conflicto (situación desgraciada, problema, lucha, …) y el dolor que produce? Que la persona entienda que toda decisión tiene repercusiones y muchas de ellas serias. Si siembras para la carne, siegas destrucción. Además, crea el ambiente adecuado para que la persona se de cuenta del error que ha cometido (volviendo en sí).
  • Las circunstancias adversas, la necesidad y los conflictos muy a menudo producen buenos resultados. A través del sufrimiento, Dios nos confronta con nuestras acciones e intensiones, y si somos sabios, el sufrimiento mismo nos sirve de vehículo, para que redargüidos por el Espíritu Santo, cambiemos radicalmente nuestra forma de pensar y de actuar. En este caso las circunstancias adversas pasan a ser un instrumento que Dios usa para nuestro crecimiento.
  • Se dio cuenta de que su padre tenía razón y que él estaba equivocado. ¿Cómo es posible que yo perezca de hambre? Sencillo, por seguir un estilo de vida incorrecto. En casa de mi padre los empleados tienen abundancia – porque tienen el estilo de vida correcto.
  • Cuando todas sus ideas sobre cómo tener éxito y disfrutar la vida fracasaron y se hundió en el lodo de la desesperación; entonces el joven se dio cuenta de lo que tenía en su casa. Hay un refrán que codifica esta situación de manera muy efectiva “Nadie sabe lo que tiene hasta que no lo pierde”.
  • La situación sirvió de instrumento para que Dios abriera sus ojos y apreciara cuántas bendiciones había en la casa de su padre.

Arrepentimiento del Menor

Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros. Y levantándose,  vino a su padre.

  • Reconoce que una vida centrada en si mismo lleva a la destrucción, que al desobedecer, pecó contra su padre y contra Dios; y decide abandonar su vida de desilusión regresando a la casa de su padre.
  • Cuando el joven se da cuenta de su pecado, no continúa lacerándose, como si la laceración le ayudara a reducir su culpa. No se resuelve nada lamentando. Al contrario, tan pronto el joven se da cuenta de que ha faltado contra Dios y contra su padre y concluye que no es digno de ser llamado su hijo, decide regresar a su casa y pedir perdón a su padre.
  • De este contexto se puede inferir que el padre era una persona recta y respetada por la comunidad, por eso dice “no soy digno de ser tu hijo”. Tan pronto despertó de su pesadilla, el joven se levantó y marchó a la casa de su padre para pedir perdón.
  • Su actitud humilde “no soy digno de ser llamado tu hijo y hazme como uno de tus jornaleros” indica que su arrepentimiento era genuino.
  • Convencido de que estuvo equivocado, regresó a pedir perdón y dispuesto a trabajar como siervo para ganar su sustento. Ya no estaba en las de reclamar, ahora solo esperaba que su padre tuviera misericordia de él.

Padre Vigilante (Dios)

Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.

  • Cuando aún estaba lejos, le vio su padre y fue movido a misericordia”. Todas las tardes, su padre se sentaba en el patio de su casa, para orar, dar gracias y esperar con paciencia el retorno de su hijo. Él quería ser el primero en ver el retorno de su hijo perdido. Posiblemente el aspecto de su hijo era muy conmovedor: su deterioro físico, el desgaste de su vestimenta, y los hombros caídos producto de la tristeza que sentía por haber sido tan cruel y desconsiderado con su padre.
  • Cuando el padre lo vio, su corazón se llenó de alegría y dio gracias a Dios por el retorno de su hijo. De inmediato perdonó y olvidó todas sus faltas y salió corriendo para mostrarle cuán grande era su amor para con él; “se echó sobre su cuello y lo besó mucho”. Que cuadro tan hermoso. Un padre que perdona y restaura a su hijo cuando este reconoce de todo corazón que ha faltado y demuestra que está dispuesto a comportarse como es propio de un miembro de su familia.
  • El padre no hizo reproche alguno, lo pasado ya pasó. Lo importante es que su hijo regresó para hacer las cosas como corresponde.

Padre Amante / Perdonador

Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.

  • Como se arrepintió, fue perdonado y se le restauró como hijo, adquiriendo nuevamente los privilegios que tienen los hijos. Por tanto, lo vistieron como hijo (túnica, anillo y zapatos) e hicieron un banquete en su honor.
  • El padre sabía que su hijo estaba en camino de muerte y que al regresar a casa pasaba a camino de vida. La fiesta se hizo para celebrar que su hijo menor pasó de muerte a vida. Espíritu de celebración que debía tener cada miembro de la familia.

Reacción Hijo Mayor (Fariseos y escribas)

Y su hijo mayor estaba en el campo; y cuando vino, y llegó cerca de la casa, oyó la música y las danzas; y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello. El le dijo: Tu hermano ha venido; y tu padre ha hecho matar el becerro gordo, por haberle recibido bueno y sano.

  • ¿Por qué llama a un criado y no entra a la casa y le pregunta a su padre? No hay duda que el hijo mayor no conocía bien a su padre y que no había una comunicación fluida entre ellos. Sería que ¿Sospechaba que su hermano había regresado? De todos modos, ¿cuál es el problema de que en la casa haya música y danza?
  • Los criados sabían que la fiesta era por motivos de que el menor había regresado bueno y sano.

Entonces se enojó, y no quería entrar.

  • En lugar de alegrarse y unirse a la celebración; se enoja y no quiere ser parte de la misma. ¿Qué tipo de hermano mayor es aquel que cuando su hermano menor pasa de muerte a vida, en lugar de alegrarse  se molesta? Esto indica que su corazón no está funcionando bien (no es recto).
  • Este hijo, aunque siempre ha estado en la casa de su padre, está tan o más perdido que el menor.

Respuesta del Padre

Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrase.

  • Nuevamente, el Padre Amante, en su anhelo profundo de salvar a toda su familia (humanidad) sale de la casa (sale a buscar la oveja perdida) e incluso le ruega (como si Dios rogase por medio de nosotros, reconcilias con Dios) que entre a la casa. El hijo mayor también está afuera de la casa (como el menor).

Mas él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos. Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para él el becerro gordo.

  • El hijo mayor justifica su actitud, dando a entender que el siempre ha obrado bien y que el padre no ha sido justo en el trato de sus hijos demostrando que prefiere a su hijo menor.
  • Se muestra orgulloso indicando que el está bien, que su hermano es el que está mal y que el padre mismo no ha sido justo. (Orgullo y arrogancia – Dios detesta).

El entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas.

  • Tu siempre has estado en casa y se supone que me conozcas y entiendas las razones por las cuales hice lo celebración. ¿Cómo es posible que reacciones de este modo? La razón sencilla, hace tiempo que había perdido el contacto con su padre – puesto que puso su mirada en su propia justicia.

Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado.

  • Lo correcto era que hiciéramos la fiesta y todos nos alegráramos – porque cuando un alma se arrepiente y convierte a Cristo, en el cielo hay fiesta y aún los ángeles se alegran.
  • Resumen: El centro de la parábola es el Padre Pródigo, él nos ama profundamente, al punto que envió a su hijo para pagar nuestra deuda, y ahora su Espíritu Santo nos mueve para que seamos pescadores de hombres (que salgamos a buscarlos hasta que los encontremos) de manera que nadie se pierda y todos procedan al arrepentimiento (pasen de muerte a vida).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s