La Iglesia que jamás será vencida

Por Milton Picón

¿Alguien alguna vez se ha preguntado el por qué tanto auge en el aspecto religioso en Puerto Rico y por qué lejos de mejorar nuestra sociedad, empeora? Las estadísticas nos dicen que hay mucho poder religioso en Puerto Rico. Sólo en el sector evangélico, hay sobre 7,000 iglesias, 10,000 pastores y aumentando, 13 emisoras de radio sin contar sus repetidoras, 9 canales de televisión, 130 escuelas o colegios y aumentando, 30 seminarios o colegios bíblicos, sobre 350 instituciones de asistencia social (las llamadas organizaciones comuntarias con base de fe), 400 médicos, 800 abogados, 8,000 maestros, cerca de 10,000 detallistas, comerciantes y profesionales y 5,000 edificios propiedad de Iglesias.

Al otro lado del charco, nuestros amigos del norte, reclamaban hace unos años atrás tener sobre 330,00 iglesias a lo largo y ancho de los Estados Unidos, con una membresía de más de 112 millones de personas, de los cuáles, de acuerdo a los encuestadores de Gallup, 50 millones reclamaban haber “nacido de nuevo”. Cuando escuché esto por primera vez me sonó raro, me preguntaba, ¿y los restantes 62 millones, de los 112, por qué no decían que habían nacido de nuevo. Bueno, no se, tal vez fueron honestos, e iban a la Iglesia, pero la Iglesia no necesariamente entraba en ellos, o no estaban seguros, o pensaban que la clasificación de “nacido de nuevo” se estaba convirtiendo en un “clisé” de los medios.

Pero la incongruencia sigue, hay más seminarios para matrimonios, pero más divorcios (aún entre creyentes), más siquiátras y sicólogos, pero más suicidios y depresiones, más consejería financiera, pero más embrollados, más “dile no a las drogas y al sexo pre-matrimonial”, pero más adictos y embarazos entre adolescentes. ¿Alguien puede explicar cómo pueden ocurrir todas estas realidades simultáneamente? La realidad es que la Iglesia en Puerto Rico ha perdido mucho de su propósito, ha pesar de su aparente florecimiento.

Pero algo interesante ha estado ocurriendo en los últimos años. La Iglesia ha comenzado a despertar en muchas areas. Y es bueno recordarle a la Iglesia algo bien importante. No nos olvidemos de quien es el que crea nuestra agenda. Hemos visto en los últimos 12 años y vamos a seguir viéndo a muchas organizaciones secualres y gubernamentales venir a la Iglesia a pedirle que les bendiga y participe en sus agendas. Nos hacen acercamientos porque saben que la Iglesia tiene acceso a las personas, y quieren lograr sus metas a través de la Iglesia. Para mí en lo personal me indigna que se cite a pastores a reuniones gubernamentales y el discurso principal sea “los dineros que van a recibir para hacer labor social”. Y lo hacen todos los politicos de turno. Eso implica una mentalidad de que la Iglesia vende principios por dinero y eso indigna.
Por eso, es de suma importancia, que continuemos dando la voz de alerta, para que no olvidemos que nuestra agenda comienza y termina en Dios. Esto se ve retratado dramáticamente en una historia que aparece en el libro de Josué 5: 13-1, que dice: “Estando Josué cerca de Jericó, also sus ojos y vió un varón que estaba delante de él, el cual tenía una espada desenvainada en su mano. Y Josué yendo hacia él, le dijo: ¿Eres de los nuestros o de nuestros enemigos? El respondio: No; Mas como Príncipe del Ejército de Jehová he venido ahora. Entonces Josué, postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró; y le dijo: ¿Qué dice mi Señor a su siervo?” ¿Qué se desprende de este pasaje? Dios no viene a tomar partes, el viene a conquistar, y no es PNP, ni PPD, ni PIP, ni demócrata, ni republicano. La Iglesia verdadera no podrá ser jamás el vehículo a través del cual, el Gobierno y el mundo logre sus objetivos. La Iglesia es el vehículo donde Dios y solo Dios logra sus propósitos. Efesios 1:11 dice: “En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad”.

En una ocasión un famoso maestro de ajedrez se encontraba de vacaciones en Europa y decidió dar una vuelta por varias galerías. En una de ellas vió un cuadro que lo dejó impactado. Eran dos jugadores de ajedrez, pero muy peculiares. Uno era el Diablo, y el otro era un pobre muchacho. El cuadro pintaba a un Diablo feliz, a punto de consumar una jugada victoriosa sobre un muchacho que estaba aterrorizado por la aparente derrota que estaba próximo a padecer, y obviamente por las consecuencias de la misma. El maestro de ajedrez comenzó a analizar detenidamente el tablero de ajedrez, y al cabo de un largo rato descubrió algo interesantísimo. El Diablo en realidad no tenía la última jugada, la tenía el muchacho y era de jaque-mate, pero no lo sabía y estaba asustado. Cuando veamos que las cosas se pongan duras y Fuertes no temamos, la próxima movida es de la Iglesia y es una de jaque-mate sobre las fuerzas del mal. Fue profetizado en Mateo 16:18: “Sobre esta roca edificaré mi iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella”.


Free Hit Counter

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s