Implicaciones de la “Perspectiva de Género”

Escrito por Waldemar Pereira

El concepto de “género”, acompañado tanto de los términos “equidad” como “perspectiva”, a pesar de usarse mucho, por ejemplo, en el texto del Foro de Mar del Plata, no está definido claramente. De hecho, el programa mismo de este foro dice que: “Este concepto de equidad de género aún no es una teoría acabada que sea objeto de consenso, sino un objeto dinámico y un proceso de desarrollo.”

Sin embargo, el texto también dice que: “Según este concepto, las diferencias entre hombres y mujeres responden a una estructura cultural, social y psicológica y no a condiciones biológicas.” En otras palabras, la sociedad inventa las diferencias entre los sexos, éstas no tienen un origen natural. Como resultado, la perspectiva de género niega que, biológicamente hablando, los seres humanos se distingan simplemente en dos sexos: masculino y femenino, y afirma que son más las combinaciones que resultan de las áreas fisiológicas del “sexo biológico”, es decir, de los órganos sexuales internos y externos. “No existe el hombre ‘natura” o la mujer ‘natura'”, continúa diciendo el texto del programa, “no hay conjuntos de características o de conductas exclusivas de un sexo, ni siquiera en la vida psíquica.” Por eso, a continuación habla de un continuo de “intersexos”, “cuyo punto medio es el hermafroditismo”. De ahí que considere la heterosexualidad y la procreación, no como la sexualidad natural, sino como “otra construcción social biologizada”.

Las consecuencias de esta forma de pensar son aterradoramente funestas. La perspectiva de género llega a una concepción tan amorfa de la persona humana, que da pie a todo tipo de comportamiento, por perverso que sea. El cuerpo y la naturaleza humana, en sus expresiones de feminidad y masculinidad, pierden toda su relevancia moral, para convertirse en puro instrumento al servicio del placer egoísta.

Pero, no se trata solamente de una justificación ideológica del hedonismo, es decir, del lesbianismo, el homosexualismo, la anticoncepción, el aborto, etc., sino de todo un programa para “reconstruir” la sociedad, imponiéndole una nueva forma de ver y vivir la sexualidad. El texto dice: “Se plantea la deconstrucción del género como un proceso de subversión cultural”.


Free Hit Counter

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s