Reflexión: AAA (Ansiedad, Afán, Angustia)

Reflexión: AAA (Ansiedad, Afán, Angustia)

“Depositando toda nuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de nosotros”. (1P 5:7) ¿Qué es la ansiedad? Se manifiesta como una inquietud, sentimiento de incomodidad, nerviosismo o preocupación. En el verso se reconoce que hay momentos o circunstancias donde se genera mucha ansiedad (“toda tu ansiedad”) y por consiguiente no es extraño que en la vida del creyente surjan momentos de ansiedad. La ansiedad puede ser producida por: (1) temores (a la oscuridad, a espacios pequeños, a la muerte y otros), (2) inseguridad (no creo que me vaya bien en la entrevista, …), (3) escasez (no hay dinero para pagar las deudas del próximo mes), (4) necesidad ( necesito una pareja), (5) reconocimiento (no reconocen mi labor, no me prestan la atención que amerita mi trabajo), (6) imagen (que van a decir los hermanos o vecinos), (7) comparaciones (el hermano está creciendo, prosperando rápidamente y dando mucho fruto – yo no produzco igual) y otras …

Por otra parte, el apóstol nos indica (señala, urge, manda) a no retener nuestra ansiedad, puesto que el retenerla trae consigo varios problemas. El Espíritu Santo nos está diciendo; tan pronto te visite la ansiedad, despójate de ella (esto se debe hacer continuamente). ¿Cómo nos despojamos de la ansiedad? No se logra tomando una pastilla, ignorando la situación o echándole la culpa a otro (proyección). Nos despojamos cuando: (1) traemos todas nuestras ansiedades ante su presencia en oración y confiamos, (2) estamos conscientes de la situación y si posible de sus causas, y (3) reconocemos que Dios es nuestro Padre y que él es el único que puede ayudarnos a identificar las causas reales y trabajar con ellas para que nuestra ansiedad desaparezca.

Nuestro deber es depositarlas (colocarlas) frente al trono de la gracia y confiar en que nuestro Padre hará la obra. Pero, ¿cuántas veces regresamos a buscar la carga que soltamos frente al altar? O sencillamente no la depositamos toda, sino parte de ella. Cuando un médico nos receta un medicamento, para que sea efectivo, tenemos que seguir las instrucciones al pie de la letra. ¿Cuánto más debemos seguir las instrucciones de Dios?

DEPOSITA   =>   TODA   =>  SOBRE JEHOVÁ

¿Qué garantía tenemos de que el responderá? Él tiene cuidado de nosotros porque, nos ama. En una ocasión el apóstol Pablo utilizó la imagen de una “nodriza”, quién con mucho cuidado se hace cargo de las necesidades y situaciones de sus “hijos adoptivos”. Tanto mayor es Dios para bregar con nuestra ansiedad y sus causas; para eliminarla por completo. Pero para que eso suceda, tenemos que obedecer.

¿Qué sucederá, si no depositamos nuestra ansiedad? La ansiedad se convertirá en afán. El afán es un estado compulsivo (deseo ardiente, prisa) donde se divide la mente. Una mente dividida no permite la concentración, ni el análisis cuidadoso de la situación. En este estado generalmente se pierde el Norte.

Sin embargo, aún cuando crucemos la línea de la ansiedad y nos movamos hacia el afán, Dios tiene provisión para nosotros. “Por nada estéis afanosos; antes bien que vuestras peticiones sean conocidas delante de Dios” (Fil. 4:6) Es decir, no dejes que nada te afane. ¿Cómo se logra? Presentando tus peticiones delante de Dios. Hablar con Dios para decirle cuál es nuestra situación, qué nos preocupar, qué anhelamos y esperar en Dios.

Si no manejamos adecuadamente el afán, éste se convierte en angustia. La angustia es un temor opresivo o tristeza extrema causada por sufrimiento mental o físico. Es un estado donde se sufre profundamente y no se ve con claridad. La persona se mueve hacia un estado de depresión donde nada motiva y casi nada ni tiene sentido. Puede ser producida por la cadena: ansiedad – afán – angustia.

¿Cuál es la respuesta de Dios? “Me invocará, y yo le responderé; con el estaré yo en la angustia; lo libraré y le glorificaré.” (Salmo 91:15). ¿Cuál es la formula ganadora? Invocar al Dios viviente, que está presente y no está callado.

DEPOSITA => PRESENTA TUS PETICIONES =>  INVOCA => DIOS RESPONDERÁ

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s